Gestión del Riesgo

Al encontrarse influenciadas por factores internos y externos, todas las actividades que desarrollan las empresas implican administrar algún nivel de riesgo en algún momento. Estos factores tienen efectos sobre el desenvolvimiento cotidiano de la gestión empresarial, pudiendo comprometer el cumplimiento de sus objetivos estratégicos, en lo inmediato; y/o su sustentabilidad, en el largo plazo. En algunas circunstancias, el riesgo puede ser minimizado o eliminado, pero en todos los casos debe ser gestionado.

La Gestión del Riesgo es un proceso estructurado para manejar la incertidumbre a las que se ven o se verán sometidas las compañías, y administrar el impacto sobre los objetivos estratégicos. Este proceso consiste en una secuencia de actividades que incluyen el diseño de la política, la identificación, el análisis y la evaluación del riesgo, así como la implementación de metodologías y herramientas para administrar el riesgo y efectuar un seguimiento y revisión del proceso.

La gestión y administración de los riesgos cobran cada día más importancia, y en tal sentido han ido apareciendo una serie de normas que recomiendan o imponen, según las circunstancias, la implantación de este proceso. En la Argentina, la Comisión Nacional de Valores, en la Resolución N°606-12, avala una efectiva política de identificación, medición, administración y divulgación del riesgo empresarial, como parte de las prácticas de un buen gobierno societario.

Para dar respuesta a los requerimientos de las empresas en esa materia, G & P Management Consultants ha desarrollado una metodología integral para implantar un proceso de Gestión del Riesgo, que permite conformar un sistema integrado a la organización.

Las “3 Fases” para la Gestión del Riesgo

Gestión del Riesgo

La Gestión del Riesgo intenta responder a las siguientes preguntas fundamentales:

• ¿Qué puede suceder y por qué?
• ¿Cuáles serían las consecuencias?
• ¿Cuál es la probabilidad de ocurrencia futura?
• ¿Cuál es el nivel de riesgo tolerable o aceptable?
• ¿Existen factores que mitigan las consecuencias del riesgo o que reducen la probabilidad del mismo?

G & P ha desarrollado una metodología en tres etapas para la implantación del proceso. El éxito de esta implantación depende en gran medida del compromiso de la alta dirección. La alta dirección no sólo debe definir la política, sino también debe estimular la cultura de la identificación y prevención del riesgo. Es importante la definición de canales directos de comunicación y el apoyo a todas las acciones emprendidas en este sentido, propiciando los espacios de análisis y asignando los recursos necesarios.

 

Fase 1: Diseño de la Política

Gestión del Riesgo

Conformación del equipo de trabajo de la empresa y capacitación en la metodología
Análisis del contexto externo (cultural, político, jurídico, reglamentario, financiero) e interno (valores corporativos, estrategia, objetivos, estructura organizacional)
Definición de los criterios de riesgo (naturaleza del riesgo, tipos de consecuencias, parámetros para definir el impacto, técnicas para establecer la probabilidad de ocurrencia, pautas para decidir cuándo un riesgo es aceptable y / o tolerable, etc.)
Diseño del proceso (objetivo, alcance, responsables, actividades, relaciones con otros proyectos, recursos necesarios)
Redacción y difusión de la política

 

Fase 2: Identificación, Análisis y Evaluación – Matriz de Riesgos

Gestión del Riesgo

Identificación de riesgos, determinando las causas que originan los mismos. Clasificación (de mercado, del negocio, de la operación)
Análisis del riesgo: impacto, probabilidad de ocurrencia, cobertura
Evaluación: nivel de riesgo, priorización
Selección de los Planes de Acción para evitar, reducir, dispersar, transferir o asumir el riesgo. Alcance, responsables, cronograma, recursos necesarios.
Elaboración de la Matriz de Riesgos

 

Fase 3: Seguimiento y Revisión

Gestión del Riesgo

Definición de Indicadores Claves de Gestión (KPI’s) necesarios para el monitoreo del proceso
Diseño del esquema de seguimiento de los planes de acción y de evaluación de la efectividad de los mismos
• Implementación de la Metodología de Revisión de Riesgos. Actualización sistemática de la cartera de riesgos y su valuación en función de posibles cambios del contexto

Porqué G & P?

La propuesta de G & P presenta las siguientes ventajas:

Visión integral, ofreciendo a los gestores una mirada nueva, independiente y objetiva

Amplia experiencia y conocimiento obtenidos en implementaciones exitosas realizadas en empresas de primer nivel

Sistema modular de alta flexibilidad, que se anexa a la organización en función de los requerimientos

Adaptable a las necesidades y dimensiones de la compañía y de los recursos disponibles